Invitación-26-de-enero

Con demasiada frecuencia los altos directivos de muchas empresas piensan que los chicos de marketing siempre quieren poner la compañía a la orden de sus ideas demandando altos presupuestos que no puede soportar un departamento de marketing. Les reservan  el espacio de la creatividad de las campañas publicitarias, pero no la estrategia de la compañía que les será transmitida para que “traten de hacer algo bonito con ella”.