Un pastor saharaui de mediana edad, cuya existencia solo le procuró sinsabores y miserias, decidió emprender la aventura de la emigración hacia tierras más prósperas con el propósito, nada desdeñable, de hacerse rico. Un buen día, cuando le llegó una escasa herencia pero suficiente para pagar el precio de la travesía marítima, se embarcó con un grupo de soñadores, algunos de ellos compatriotas, en lo que sería la gran odisea de su vida.Invitación-28-de-abril-2018

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.