El pasado viernes nos vimos sorprendidos por la inesperada visita de nuestra autora, Jacinta Ortiz, a las instalaciones Dauro y siendo como es una mujer sencilla y generosa, no vino sola y se hizo acompañar por un delicioso jamón de nuestra tierra, del que dimos buena cuenta en armonía y magnífica compañía; que no todo va a ser trabajar y de jamón también vive el hombre.

Brindamos a vuestra salud, conste.